PUBLICACIONES

El pasado 27 de febrero de 2017 salió a la venta “Retratos de una adolescencia mal curada”, de la Editorial Pluma Verde. En esta ocasión, el autor deja de lado la narrativa para adentrarse en el maravilloso mundo de la lírica. Una obra llena de relatos cortos y poesía que no dejará a nadie indiferente.



Lo que empezó siendo una mera recopilación de antiguos textos, se acabó convirtiendo en un viaje vital. Un viaje lleno de sinsabores, de las alegrías y las penas que sufre un adolescente que quiere comerse el mundo y que, no tiene muy claro si con el paso del tiempo, ha sido el mundo el que le ha comido a él. Primeramente, fue un ejercicio de mirada atrás. De ordenar en las estanterías de la vida todos los acontecimientos que la vida me había deparado. Una mirada cargada de la pasión, la fuerza y el ímpetu que otorga la juventud, y la nostalgia y el sentido común del paso de los años. Y finalmente, esta obra se ha convertido en mi manera de cerrar una etapa. Con ella he dejado de ser un adolescente para convertirme en una persona adulta, con todas las responsabilidades que la edad te impone, pero con los mismos sueños y anhelos de cuando joven. De empezar a ser consciente de qué significa esto de estar vivo.





El pasado lunes 3 de Noviembre de 2014salió a la venta mi primera novela que lleva por título
"UN DÍA PERFECTO" Y desde entonces uno tiene una maraña de sentimientos que se agolpan en el gaznate que difícilmente soy capaz de tragar.
Siempre escribí, pero siempre fue para mi. Y ahora siento nervios, emoción, mas nervios, ilusión. Y todo porque, eso que era mio, ahora también es de los demás. Y no solo de aquellos a los que jamás vi y con los que nunca me cruzaré, sino de todos los que me quieren y me rodean, que dicho sea de paso, han acogido mi obra casi con mas ilusión que yo.



Os invito a leer el primer capítulo de mi obra con el deseo que sea de vuestro agrado y os empuje a querer leerla por completo. Para los que queráis podéis adquirirlo a través de la web de  Amazon . Os aseguro que os sorprenderá. Espero que la disfrutéis.

UN DÍA PERFECTO


7:00

-¡Buenos días! Por fin es viernes.
La voz de la radio lo despertó, evidentemente eran las 7:00 de la mañana. Así tenía puesto el despertador, para que sonara justo a las 7:00 y saber que se había activado justo cuando el locutor daba la hora le hacía sentir bien. Para él era importante saber que tenía la hora del reloj perfectamente sincronizado con la hora de la emisora. Era un individuo muy calculador y ordenado, su vida funcionaba al milisegundo.

-     Así es que son las 7:00 de la mañana y hoy será un gran día -a ver si es cierto, pensó.
La noche anterior pudo acostarse pronto porque no salió tarde del trabajo, le dio tiempo a cenar tranquilamente y la televisión dejó de emitir programas interesantes a una hora apropiada para irse a la cama. Así que por primera vez en mucho tiempo, estaba descansado.
Cuando salió de la habitación vio que lo tenía todo preparado para ir a trabajar. El ordenador en el maletín y la ropa seleccionada. Recordó entonces que la noche anterior había tenido tiempo incluso para hacer todo eso. Era una buena noticia saber que no tenía que preocuparse por los cinco minutos que tardaba en hacer esas tareas, y cinco minutos podrían marcar la diferencia entre la fluidez y el atasco. Además, si llegaba rápido a la oficina podría aparcar mejor.

Fue a hacerse las cotidianas tostadas y se acordó de que había comprado un roscón de reyes. Otra buena noticia, un poco más de tiempo que ganaba y un desayuno nuevo y más apetecible que las tostadas que tomaba diariamente y que se negaban a esparcir bien la mantequilla. Pero hoy solo tenía que cortar un trozo del bizcocho y disfrutar del dulce sabor de la Navidad.
Para desayunar se sentó, como hacia siempre, a tomarse el café delante de la televisión mientras veía las noticias. Esta vez, gracias a esos minutos ganados, pudo verlo desde el minuto en que empezaban, así que en un momento ya sabía todo lo que había pasado en el mundo. Nada nuevo con respecto a lo que ya conocía de ayer por la noche. Ahora tocaba irse a la ducha…

Se metió en el baño y abrió el grifo. El agua caliente salió pronto, eso significaba que el vecino hoy se había duchado antes y había activado el circuito local de la calefacción central de la urbanización, y con ello, el agua caliente. Buenas noticias para su bolsillo y su tiempo. No tendría que esperar varios minutos ni desperdiciar varios litros de agua en espera de poder meterse en la ducha.

Disfrutó del agua como siempre y cuando salió cogió la toalla de algodón mullido recién lavada. Le gustaba mucho ese olor, y estaba blandita y acogedora. Se secó el pelo, que como lo tenía recién cortado no necesitaba especiales cuidados, ni tiempo para secar y peinar. Dos minutos más que ganaba.

Cuando se preparó para afeitarse se acordó de que era viernes. No tenía que ir de traje ni tampoco tenía que afeitarse. ¡Qué maravilla! Estas pequeñas alegrías son las que hacen que la vida merezca la pena…


En poco tiempo se encontró listo para salir. Ya lo tenía todo y salía diez minutos antes. Iba a coger poco tráfico y casi seguro que podría aparcar bien. Además el día era corto ¡Era viernes! Hoy salía a las 15:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario